Todas las noticias del Universo Marvel

Resuelto el problema de los créditos de X-Men: Primera Generación

Póster de X-Men

The Hollywood Reporter ofrece un vistazo detallado a cómo surgió esta polémica en primer lugar, polémica de la que he de decir que no tenía ni idea, comenzando por el hecho de que Fox, después del estreno de X2, tomó la decisión de centrarse en películas de un solo personaje, a pesar de que ya estaba planeada una tercera película de X-Men.

En 2004, David Benioff fue contratado para escribir el spin-off de Lobezno, y Sheldon Turner fue contratado para escribir un spin-off de Magneto. Durante los siguientes cuatro años, esos dos guiones fueron desarrollados y posteriormente rebautizados como X-Men Orígenes: Lobezno y X-Men Orígenes: Magneto. David Goyer se unió para dirigir Magneto en abril de 2007 y también trabajó un poco en el guión de Turner, que echaba un vistazo a los orígenes de Magneto como superviviente del Holocausto y a su amistad con el Profesor Charles Xavier. Incluso aunque ya estaba todo listo para contratar a los actores y seguir adelante, Fox quiso esperar a que X-Men Orígenes: Lobezno tomara la suficiente forma como para atraer a Hugh Jackman de nuevo a la franquicia, ya que su personaje era un héroe más rentable que el malvado mutante sediento de venganza que era Magneto.

Hubo un tiempo en el que el estudio consideró crear un híbrido utilizando ambas historias de Orígenes, pero definitivamente Lobezno protagonizó su propia aventura mientras que el proyecto de Magneto fue pospuesto. Entonces, Josh Shwartz fue contratado en noviembre de 2008 para escribir un guión con la idea de una Primera Clase, la cual, al año siguiente, llevó a Bryan Singer a decir que él dirigiría la película. El siguió con su propio tratamiento, que fue expandido en un guión de Jamie Moss, y para cuya reescritura fueron contratados más tarde Ashley Miller y Zack Stentz. Al final, Singer adoptó el papel de productor, dejando el camino libre para Matthew Vaughn, que llegó con su colaborador Jane Goldman.

El caso es que toda esta telenovela, la cual he resumido en un par de párrafos, viene a decir que el guión de X-Men: Primera Generación es una mezcla de escrituras y reescrituras de diferentes ideas de diferentes guionistas, algunas recicladas de películas que no llegaron a realizarse, como el spin-off de Magneto, y otras originales. Debido a esto, se generaron una serie de disputas sobre quién debería aparecer en los créditos de Primera Generación como guionista, y finalmente los árbitros de la WGA han decidido el pasado partes que la historia corresponde a Sheldon Turner y Bryan Singer, mientras el guión es de Ashley Miller y Zack Stentz por un lado, y de Matthew Vaughn y Jane Goldman por el otro. En fin, una decisión para que todos queden contentos.