Pues sumándose a la profunda entrevista que os trasladé hace unos días, hoy tenemos otra extensa entrevista a Bryan Singer, productor de X-Men: Primera Generación y director de X-Men y X2, entre otras. En esta ocasión, la entrevista corre a cargo del portal IGN, y en ella Singer habla sobre el título y la historia de la película, sobre el director Matthew Vaugh, sobre Kevin Bacon y su papel, sobre la relación con la trilogía original y sobre la posibilidad de secuelas, entre otras cosas.

Sobre la elección del título y su significado:

Fue un título que inicialmente me gustaba. Sabía que había una exploración sobre hacer una película basada en los cómics de Primera Clase, pero pensé que para conseguirlo o para llegar ahí, sería interesante volver al origen de los X-Men. La formación de la relación y el cisma entre Xavier y Magneto. Y aún así me gustaba el título Primera Clase porque reflejaba ese concepto del cómic en el que estaba basado, así que simplemente decidí que perseguiría esa historia de un joven Xavier y un joven Magneto pero retendría el título Primera Clase como un tipo de comienzo de los X-Men, y después podrían partir desde ahí.

Sobre cómo llegó con la historia:

Oh, algo con lo que vine que estaba simplemente basado en algo… Cuando hice las dos primeras películas de X-Men, fui consciente de que tenía que imaginar como jugar con la relación entre Magneto y Xavier, y siempre fui muy consciente de que su pasado debía ser visto. Cómo había sido su amistad. Así que ese trasfondo siempre estuvo en mi cabeza cuando hablaba de cualquier escena con Ian McKellen y Patrick Stewart. Fue una gran oportunidad poder volver atrás y explorar la hitoria que siempre estuvo rondando mi cabeza cuando estuve haciendo esas otras películas.

Sobre decidir qué personajes incluir en la película:

Primero alucinas porque asumes que los buenos ya han sido cogidos. después simplemente coges los cómics y empiezas a revisar e investigar. Me sentí otra vez como si estuviese a finales de los 90, pasando a través de las historias de todos los personajes y sus biografías en los cómics y novelas gráficas, e intentando no violar las viñetas pero al mismo tiempo intentando tener a mutantes que proporcionaran diferentes aspectos a tu historia. Donde sus poderes movieran la historia hacia adelante en lugar de estar ahí solo porque son guays.

Sobre la inclusión del Club del Fuego Infernal:

El Club del Fuego Infernal es de hecho algo que los productores Lauren Shuler Donner y Simon Kinberg me mencionaron ya al principio. Incorporarlo a las películas de X-Men es algo que ya habíamos hablado hace años, pero nunca encontramos una forma adecuada de hacerlo. Así que Lauren lo trajo de nuevo y pensé que sería genial, porque otra vez juega con la idea de estar escondidos. Porque la idea general del Club del Fuego Infernal es que son un club clandestino, y eso es perfecto porque estamos tratando con una época en la que el mundo no sabía que los mutantes existen. ¿Qué mejor villano que uno que existe bajo la superficie de la sociedad? Y tener a los mutantes entrelazados con los eventos geopolíticos de la época.

Sobre Kevin Bacon como Sebastian Shaw:

Kevin es simplemente un actor fantástico y le hemos visto ser muy encantador y divertido, y también algo de su lado más oscuro en un par de películas, pero todavía no había hecho nada de este tipo. Es un fenómeno, habla varios idiomas fluidamente en la película, y ahora está en una edad en la que su encanto juvenil puede transformarse en uno de esos villanos seductores. E interpreta muy bien, es divertido verle en el set.

Sobre cómo se relaciona la película con la trilogía original:

Creo que la cronología funciona, hay algunas libertades, pero en su mayor parte tiene sentido. Los personajes tienen sentido. El por qué de que Bestia y Mística fueran los dos únicos que podíamos haber traído de las anteriores películas es porque realmente no sabes qué edad tienen.

Sobre ambientar una secuela en los años 70 u 80:

Por supuesto. Eso sería genial.

Sobre si tiene un plan maestro sobre una trilogía:

De momento solo sobre esta. Creo que en cuanto la gente lo pida habrá planes para estas cosas. Creo que lo que pasa es que tienes que ver cómo funciona la primera, como responde la audiencia, a qué personajes y puntos de la historia responden, y después lo analizas y partes de ahí. En mi cabeza, esa es la forma de pensar.

Sobre qué aporta Matthew Vaughn Brings a X-Men: Primera Generación:

Es increíblemente bueno uniendo el reparto, que es lo más importante. Puede tratar con muchos personajes, cada uno con sus caracterizaciones propias, cada uno con su propia historia. Y además ya sentía aprecio por el universo X-Men desde que estuvo incolucrado en X-Men 3. E inmediatamente se hizo con el período en el que tuvo lugar. Es un gran fan de las películas de Bond, y quería usar algo de esa estética en esta película, y pensé que era una idea fantástica. Es un director increíble y fuerte, y también produce y tiene su propio equipo. Escarbar en una de estas películas puede ser un reto, porque todo este tipo de cosas pueden volverse en tu contra, y él estaba en lugar en el que yo sabía que podía hacerse cargo de ellas y que no se vería sobrepasado.