Todas las noticias del Universo Marvel

Marvel rechaza una idea de China Miéville para hacer un cómic de Iron Man

Es escritor de ciencia ficción y terror China Miéville ya estuvo a punto de hacerse cargo de La Cosa del Pantano en Vertigo, proyecto que fue rechazado después de que, supuestamente, DC Comics se estuviera planteando llevar de nuevo al personaje al Universo DC. Pero, según parece, este no ha sido el único proyecto del autor para una gran editorial que no ha visto la luz. Según comenta en su blog, Iron Man podría haber estado entre sus trabajos, y a continuación tenéis un extracto de lo que pudo haber sido y no fue.

Una miniserie de seis números, con una vista para presentar a un nuevo héroe en un canon ya existente.

La crisis económica muerde. Flinton, Michigan, fue construida en la industria, y la industria se ha ido, así que la compañía que domina la ciudad ha cogido el estimulante cheque, ha atacado a los sueldos, ha subcontratado más y más, y al final, R&D y la producción se hacen en el exterior. Flinton, como muchas otras ciudades, se está muriendo.

Ha aparecido una extraordinaria figura en una improvisada aunque poderosa armadura de colores oxidados y un amarillo como el de las advertencias radiactivas, luchando contra los ladrones, camellos y grafiteros. Flashback: es Dan, un ex-trabajador de una de las fábricas de alta tecnología de defensa, aterrado por el derrumbe social, que visita los desguaces de toda la ciudad y arregla las piezas para construir un traje de basura industrial, intentando salvar su hogar.

Dan hace pedazos un fumadero de crack, pero mientras la mayoría de ellos escapan, una se queda y se enfrenta a él, le llama matón. Dan la conoce: Louise era la representante de la unión en la fábrica. Está avergonzado: ella siempre le ha gustado. Se ponen a hablar. ‘¿Realmente quieres hacer el bien por Flinton?’ Lois dice al final. ‘¿Por todos las otras Flintons? Entonces no te molestes con los síntomas. Es hora de acabar con el verdadero villano.’

Louise tiene contactos. Reúnen a un grupo de trabajadores despedidos, de todos los campos y departamentos de la industria ahora muerta, que con su experiencia combinada añaden armas, capacidad de vuelo y ordenadores a la armadura. Por encima de la resistencia inicial de Dan, Louise insiste en contactar con algunos de los trabajadores externos de donde las nuevas plantas se han localizado, para conseguir información actual, tecnología, y ayuda, porque, Louise insiste, están en el mismo bando. Hacen el traje mucho más poderoso.

Dan sabe como luchar, pero eso no es suficiente. Pone controles en el traje conectados a un ordenador central en Flinton, al que se puede conectar, así que Dan estará en contacto constante con los otros, quienes tomen el control de los diferentes aspectos del sistema según sea necesario: así que los otros pueden ayudar a luchar, el veterano que una vez fue francotirador puede encargarse de las armas, el que tiene licencia de piloto puede usarla para volar, el técnico puede entrar en los sistemas de datos, y así, y todos ellos pueden coordinarse juntos. Una simple colaboración en un solo cuerpo. Un superhéroe colectivo.

Casi están listos. Están preparándose para terminar la actualización cosmética en el prototipo del traje: aún parece basura. Pero Dan y Louise los detienen.

‘No’, dice Dan. ‘Necesitamos un símbolo’.

‘Los capitalistas son un atajo de cobardes supersticiosos’, dice Louise. ‘ Este cabrón mandó nuestra ciudad a la basura, nos lanzó al montón de mierda. Bueno, pues ahora el montón de mierda ha crecido y viene a por él.’

El grupo ocupa su lugar en los controles. Dan se pone el maltrecho casco que oculta su identidad y, en un golpe de rabia, se lanza al cielo hacia Nueva York para enfrentarse al fascista, sociópata, autoritario y multimillonario tratante de armas responsable de incontables muertes, en los Estados Unidos y en todo el mundo: el jodido Tony Stark.

Dan: ‘Prepárate para pagar, Iron Man. Somos Scrap Iron Man.’