Todas las noticias del Universo Marvel

[WonderCon 2011] Aaron divide a los X-Men en Schism

La mayoría de los super equipos del Universo Marvel tienen una meta subyacente: proteger a la gente de las diversos males que el mundo tiene que ofrecer. Para los X-Men, nunca ha sido así de simple. Desde el origen del equipo, los heroicos mutantes se han enfrentado a super villanos y a un público que les odia y les teme. Eso ha continuado así con el paso del tiempo, pero las cosas se han complicado mucho para los X-Men desde hace cinco años, con la Dinastía de M, cuando la heroína Bruja Escarlata cayó mentalmente enferma y causó que sus poderes de alteración de la realidad redujeran la población mutante del mundo a aproximadamente 200 habitantes.

De repente los X-Men se enfrentaron a un nuevo asunto: la supervivencia. Los mutantes se convirtieron en una especie amenazada, algo que envalentonó a las fuerzas que los odiaban para intentar eliminarlos. Esto significó que la lucha contra el mal quedaba un poco a un lado mientras el líder de los X-Men, Cíclope, formaba un equipo secreto de asesinos para eliminar a los grupos terroristas anti-mutantes. La construcción de una comunidad también se convirtió en algo importante con el cambio de los X-Men a un nuevo hogar, la isla artificial conocida como Utopía, que se convirtió en una especie de santuario mutante.

Las cosas se complicarán aún más este verano cuando dos de los X-Men más importantes se encuentren con opiniones enfrentadas sobre cómo comportarse ante sus nuevas circunstancias. Anunciado hoy en la WonderCon, X-Men: Schism narra ese conflicto en forma de miniserie de cinco números escrita por Jason Aaron, al que acompañarán un gran equipo de dibujantes a partir de julio.

Aaron no es un extraño en el Universo X, pero X-Men: Schism es su primera participación en un gran evento de los X-Men.

Llevo ya un tiempo en la oficina X haciendo cosas para Lobezno. He tenido que escribir sobre algunos de esos personajes antes y en el arco actual de Lobezno, Lobezno contra los X-Men, estoy escribiendo más sobre ellos. Esta es la primera vez, creo, que me encargo realmente de un gran grupo de personajes como estos. Tengo que escribir a todos los principales X-Men. Va a ser todo un reto.

Varias de las próximas historias de los X-Men allanan el camino para Schism, pero Aaron quiere asegurarse de que la serie es tan accesible como importante.

Es una continuación de muchas cosas que han estado pasando en el universo de los X-Men desde hace un tiempo hasta ahora. Después de Dinastía de M esto va a ser el próximo gran paso para el X-verso. Habrá hilos que llegarán de todas las series X, pero también creo que será un cómic que puedes coger y comprender los grandes eventos que se desarrollan, y las razones de por qué se desarrollan están justo ahí en el cómic.

El conflicto de Schism se va a poner en marcha con el sorprendente regreso de un personaje a las páginas del Universo X.

Las cosas empezarán a rodar con el regreso de un personaje de la etapa de los Nuevos X-Men de Grant Morrison. Es uno de mis personajes favoritos de esa etapa, y soy un gran fan de la etapa en general. El regreso de ese personaje supone el renacer del temor y el odio hacia los mutantes en todo el mundo. Verás más Centinelas en un cómic X de los que has visto en mucho tiempo.

Cuando la crisis surge, Cíclope se ve forzado a desarrollar un plan para tratar con ella, y su plan causa mucha preocupación en Lobezno, uno de sus lugartenientes más capaces.

En su núcleo, Schism es una historia sobre Cíclope y Lobezno. Hay otros muchos personajes y elementos que giran a su alrededor, pero al final todo se reduce realmente a esos dos hombres y a cómo piensan, fundamentalmente, de dos formas distintas. Cíclope es el líder de los X-Men y Logan no quiere asumir su posición. No es su instinto natural. Este cómic no es sobre Lobezno que de repente llega y decide liderar su propia rama de los X-Men. Esta historia es realmente sobre una discusión entre Scott y Logan y lo que ello conlleva. Se encuentran en un cruce real de su relación y las diferencias que hay entre ellos les empujan a tomar direcciones muy distintas.

Aunque Lobezno y Cíclope han sido camaradas en los X-Men durante muchos años, Aaron no quiere creer que los dos hayan tenido siempre una relación amistosa.

Nunca fueron amigos, pero Logan ha conseguido ver a Scott como su general. Le respeta mucho más como líder estos últimos años en los que Scott ha asumido el control y ha llevado a los mutantes a lugares en los que nunca habían estado. Logan siempre ha sido un buen soldado, algunas veces quizás un poco insoportable, pero siempre ha estado del lado de Scott y siempre ha hecho todo lo que ha podido para ayudarle. Ahora se encuentran en un punto muerto, y por primera vez Logan dice que no. Siente que el tren ha descarrilado.

Aaron dice que el conflicto no tiene una buena o mala solución fácil. La perspectiva de Lobezno será parte de Schism, pero también lo será la de Cíclope. Aaron quiere que su historia sea tan moralmente compleja para los lectores como lo es para los X-Men.

Esta no es una historia sobre pintar a alguien como un villano o sobre un bando que hace el bien y otro que hace el mal. En algún sentido esto es la Guerra Civil de los X-Men, pero no una guerra civil en la que hay un villano con el bigote retorcido. Estamos tratando con dos tipos que tienen unos principios muy fuertes y unas creencias también muy fuertes. También tienen unas ideas muy definidas sobre lo que deberían estar haciendo los X-Men y cómo deberían hacerlo. Simplemente se encuentran en un punto muerto. Así que espero que hayamos creado una situación en la que ambos bandos tengan un sentido completo de una forma u otra.

Es divertido, incluso me he sentido dividido escribiendo la historia. Puedo ver las fortalezas y debilidades de los argumentos de Cíclope y Lobezno. Cuando al principio empezamos a hablar sobre esta historia en uno de los retiros X, nos dimos cuenta de que simplemente habíamos estado discutiendo un bando contra el otro. Teníamos a la gente de la habitación dividida. Algunos de nosotros pensábamos, ‘¿Por qué pasaría esto? Parece ser el camino correcto’. Otros sentían lo contrario. Creo que eso significa que tenemos algo. Si ni siquiera podemos hacer que la gente de esa habitación se ponga de acuerdo sobre que bando es el bueno y cuál el malo, entonces espero que a los lectores les ocurra lo mismo. Estamos creando una situación abierta. No es blanca o negra.

Partes de Schism se desarrollarán en una fase global, pero el grueso de la acción tendrá lugar en Utopía, donde varios X-Men se encontrarán interpretando papeles secundarios en el conflicto entre Lobezno y Cíclope.

Esta es una historia que se centrará en muchos de los chicos del Universo X. Veremos a algunos de los mutantes más nuevos. Las Cinco Luces de Generation Hope jugarán un papel muy importante.

En cuanto a los dibujantes que participarán en el conflicto, tendremos a varios, cada uno dibujando uno de los cinco capítulos. En el primero tendremos a Carlos Pacheco, en el segundo a Frank Cho, en el tercero a Daniel Acuña, en el cuarto a Alan Davis y en el último a Adam Kubert. Un equipo de dibujantes de lujo.

Tenemos un grupo mortal de talentosos dibujantes. Tenemos a algunos que son nuevos en el Universo X y a otros que han hecho sus principales proyectos de Marvel este año ahí. Simplemente trabajar con solo uno de estos dibujantes ya sería una suerte enorme, así que imagina el hecho de trabajar con todos ellos en un solo proyecto.

Schism examina el conflicto entre dos veteranos X-Men y los caminos en los que creen. Dicho conflicto cambiará definitivamente la forma en la que el Universo Marvel ve a los X-Men, y la forma en la que los X-Men se ven a sí mismos.

Los eventos de Schism continuarán jugando un papel importante en el Universo Marvel durante el año que viene. Tendrá un profundo efecto en el futuro del Universo Marvel. Según lo que pase en Schism, el status quo y la dinámica de los X-Men y los mutantes en general cambiará para siempre.