Todas las noticias del Universo Marvel

Más información sobre por qué Aronofsky dejó The Wolverine

No es un secreto que la Fox tiene una larga historia de problemas cuando se trata de sus películas, especialmente con la franquicia X-Men. Solo hay que echar un vistazo a películas como X-Men 3: La Decisión Final o X-Men Orígenes Lobezno para ver el resultado. Más recientemente, hemos oído rumores de Fox metiendo prisa a Matthew Vaughn y a la producción de X-Men: Primera Generación, aunque es por todos sabido, gracias a las declaraciones de director y actores, que el rodaje se ha hecho deprisa y corriendo en tiempo récord.

Ayer por la noche se sumo un problema más a la lista, ya que se supo que Darren Aronofsky se desvinculaba del proyecto The Wolverine, película que iba a dirigir pero que ya no será así porque, según él, le iba a exigir demasiado tiempo lejos de su familia. Sin embargo, desde Cinema Blend se dice que la razón real podría ser otra, o al menos eso es lo que le ha confirmado una de sus mejores y más antiguas fuentes. Según dicha fuente, Aronofsky se vio obligado a abandonar el proyecto por la falta de predisposición de la Fox a permitirle tener control total sobre la película, tal y como hizo Warner Brothers con Christopher Nolan en las películas de Batman.

Pero aún es Aronofsky, y su estilo requiere un control total sobre todo en lo que trabaja. Películas como Cisne Negro no salen de un ambiente con interferencias del estudio y Darren no desconocía los problemas previos que han tenido las películas de la franquicia X-Men. Así que se ligó al proyecto, pero decidió no firmar en la línea de puntos hasta que Fox estuviera de acuerdo en darle el control que él quería.

El artículo dice además que, una vez que Aronofsky consiguió la nominación a los Oscar, pidió el control total de la película, que es lo que quería en un principio. En lugar de eso, Fox le ofreció más dinero, pero Aronofsky rechazó eso y el estudio le dijo que se fuera, y eso es lo que hizo.

Obviamente, esto tiene mucho más sentido que el hecho de no querer estar lejos de su familia, porque desde un principio se sabía que la película se iba a rodar en Japón. De todos modos, esto no deja de ser un rumor de algo que probablemente no vayamos a saber en mucho tiempo, o quizás nunca. Eso sí, de ser cierto, hay que ser francos y decir que se veía venir.