Todas las noticias del Universo Marvel

James McAvoy habla en profundidad sobre X-Men: Primera Clase

A continuación os dejo una serie de extractos de varias entrevistas que ha concedido el actor que da vida al joven Charles Xavier en la película X-Men: Primera Clase. Aquí McAvoy habla de su personaje, de cómo se sintió al participar en una película de este calibre, de las prisas en el rodaje y de otros temas que podéis leer justo debajo. Eso sí, nada sobre la reciente polémica.

– ¿Cómo es hacer X-Men: Primera Clase y tener que ir con prisa debido al estreno el próximo 3 de junio?

Creo que nunca he hecho una película de esta envergadura en un período tan corto de tiempo. Realmente es duro. Pero lo estamos haciendo. Nunca hay tiempo suficiente con ninguna película. No importa cuánto dinero tengas, y no importa cuándo dinero te falte. Nunca terminas a tiempo. Siempre vas contrarreloj y siempre estás trabajando hasta el último minuto. El hecho de haberme cogido tres días para poder hacer las entrevistas de Gnomeo y Julieta ha sido un buen descanso, porque hasta ahora ha sido un no parar. Pero bueno, es lo que ha ocurrido con todas las películas en las que he estado. Sientes que es lo habitual. Seguramente conseguirán tenerla a tiempo para la fecha del estreno. Ahora están trabajando en la edición, y están trabajando en los efectos especiales. Tienen un gran departamento trabajando en ello 24 horas al día y 7 días a la semana.

– ¿Qué diferencias hay entre lo que te contaron de la película y lo que va a ser ahora?

Es mucho más de lo que pensaba que sería cuando Matthew me contrató. Él quería que todo tuviera lugar en los años 60, y jugar con el estilo de eso, visualmente, en el diseño de los trajes y todo eso, y lo ha conseguido. Y quería que nosotros fuéramos realmente libres, en términos de caracterización, y confió en poder alejarnos de los personajes originales, no porque pudiéramos, sino porque pensó que estaba bien. Probablemente hemos hecho eso mucho. De otro modo, no tendría sentido hacer una precuela, si es exactamente la misma gente. Tienen que ser diferentes, sino no hay aventura. Esta historia es sobre esa aventura que muestra las raíces de como son en las películas de X-Men, y muestra lo que podría haber sido entre Erik y Charles, o Profesor X y Magnjeto, y muestra por qué no pudo ser.

– ¿Cuál ha sido la peor parte de interpretar a un personaje tan popular?

La peor parte probablemente sea que tengo un gran superpoder y, si lo tuvieras en la vida real, sería increíble, pero en una película todo el mundo rebota contras paredes, y disparan rayos de luz por el pecho, y hace, cosas locas, y vuelan… y yo solo pongo mi dedo en la sien. Te sientes un poco como, ‘Oh Dios’. Pero lo que está genial es que eso significa que tienes menos trabajo de efectos especiales y escenas arriesgadas que hacer, lo que significa que tienes más tiempo para dormir. Ese es el tema. Veo a todos los demás usando sus superpoderes y pienso, ‘Eso tendría que ser divertido’.

– ¿Y cuál ha sido la mejor parte?

La mejor parte de esto, de lejos, ha sido el reparto. La gente ha sido increíble. De hecho, nos hemos divertido mucho. Me ha encantado trabajar con Fassbender. Creo que es genial. Estoy muy orgulloso de que hayamos colaborado en algo. Pero el reparto es increíble de arriba a abajo. Tener a Kevin Bacon interpretando a tu enemigo es genial. Es una pieza esencial del reparto. No creo que nadie esperara eso. Espero que esto sea un indicio de cómo será la película.

– Sobre las restricciones de las películas anteriores:

El personaje iba a ser calvo, pero el estudio vetó la idea. Aparentemente es un detalle sin importancia, pero me ayudó a escapar del peso de la interpretación de Stewart.

– Sobre su versión del Profesor X:

Es desinteresado. Es un santo. Parece asexuado. No tiene ego. Se dedica a los demás. Quiere mejorar el mundo para los mutantes y para los humanos. Si intentas darle la vuelta a lo que está en su cabeza no lo haces una mala persona, o algo así, pero sí que lo haces un ególatra, un mujeriego, un tipo que no le hace ascos a una buena bebida. No es ese líder de esos como el que todos los héroes querrían ser. De hecho, es de los que quiere estar en el cargo y todas esas cosas, de los que quiere mostrarte el camino. Y hacia el final de la película, de algún modo, se convierte en la versión del personaje de Patrick Stewart, en lugar de ser el mismo tipo desde el principio.

– ¿Qué cosas cogiste prestadas de la interpretación de Patrick Stewart?

Te diré lo que cogí. Miré todas las cosas más difíciles que hizo. Después observé los rasgos más marcados de su interpretación y dijimos que teníamos que hacerlo al contrario. Simplemente para validar por qué queríamos hacer esta película, porque si fuera a ser lo mismo no habría razón para hacerla, tenemos que mostrar lo diferente que es. Tenemos que mostrar una aventura, así que claramente comienza en un lugar diferente. Las cosas principales en las que nos fijamos es que no es egoísta, que es desinteresado, una muy buena persona, asexuado, una especia de monje. Pensamos que era lo contrario a todas esas cosas, y ahora bebe mucho, es mujeriego y no le importa abusar de su poder para progresar. Es egoísta, y definitivamente solo piensa en sí mismo. Así que empezamos por ahí, y luego ya vamos hacia lo que hizo Patrick.

– Sobre el tema de regrabar algunas escenas:

Estamos haciendo unos pequeños ajustes en el final, una cosa del final entre yo y Michael, que interpreta a Magneto. Y estamos haciendo, ¿qué más estamos haciendo? Un poco de aquí y un poco de allá, cosas que deshechamos o que no sabíamos que necesitábamos, o cosas para arreglar una pequeña escena aquí o allí, o añadir una escena en este punto o el otro. Estamos haciendo también un poco en un barco, que es algo que va a ser divertido. La semana pasada hicimos muchas cosas bajo el agua, pero no puedo contar de qué van, pero es emocionante.

Fuentes: Collider, Screen Rant y Cinema Blend.