Todas las noticias del Universo Marvel

Quinto informe de Age of X: Gambito

NOMBRE CIVIL

Remy Etienne LeBeau.

PARIENTES CONOCIDOS

No tiene parientes de sangre.
Padre adoptivo, Jean-Luc LeBeau, actualmente bajo custodia en Angola.

COMENTARIOS

LeBeau tuvo una carrera de criminal incluso antes de que se manifestaran sus poderes mutantes, y (hasta donde nos dejan ver nuestros registros) continuó involucrado en crímenes de robo y allanamiento de morada durante bastante tiempo después, evitando la detección como mutante gracias a sus propias habilidades y su gran cantidad de contactos en el mundo criminal de Nueva Orleans.

La agencia sospechaba desde hacía tiempo que podría haber un mutante trabajando para uno de los sindicatos del crimen de Luisiana, y un par de veces estuvo a punto de arrestarle, una de las cuales dejó su hogar y se trasladó a Europa para ponerse en contacto con un ladrón de joyas. El gran paso adelante se produjo cuando uno de los propios confederados de LeBeau, Julien Boudreaux, nos lo entregó como parte de un trato.

Obviamente, intentamos ponerlo de nuestro lado: su cinismo y trasfondo criminal le hicieron de un material de primera, hasta donde pudimos ver. Una vez que vimos que odiaba tanto a las autoridades como para resistir todas las ofertas e intentos de condicionarlo, la decisión fue transferirlo a Alcatraz y ponerlo en la lista de ejecuciones.

En principio, gran plan. En la práctica, nunca ocurrió. Algún idiota dejó libres sus manos, y el camión blindado en el que estaba siendo transportado se convirtió en una bomba casera. No se pudo identificar ninguna parte del cuerpo de los oficiales de campo, y otro idiota certificó la muerte de LeBeau en la escena. Por ahora, con lo que tenemos y con lo que hemos rastreado, ha desaparecido.

La última vez que fue visto fue en Fortaleza X.

Ah, ¿y ese arma que lleva? Es un rifle de repetición Jennings Volition de 1850, una antigüedad de valor incalculable. No sabemos de dónde obtiene la munición, pero sabemos que usa sus poderes de energía bioquinética para cargar las balas antes de disparar. Deberías ver el arma más como un bazooka sobre su hombro que como un rifle.